Alcampo ha reducido un 85% las emisiones de CO2 desde el año 2010